Los 9 beneficios de automatizar el proceso de formado de cajas de cartón

Paletizadora automática Inser Robótica
Motivos para implementar una paletizadora automática en tus procesos productivos
07/04/2021
Inser Robótica automatiza el paletizado de 2 líneas de producción de Beissier
04/05/2021

Los 9 beneficios de automatizar el proceso de formado de cajas de cartón

Formadoras de cajas de cartón
El embalaje de mercancías con formadoras de cajas en el final de línea de producción es un proceso fundamental para aumentar los niveles de eficiencia y la productividad de una empresa. Una máquina formadora de cajas de cartón no solo permite automatizar un proceso repetitivo que consume tiempo para realizar tareas más valiosas para la empresa, sino que también contribuye a redistribuir mejor sus recursos y a aumentar su producción y, por lo tanto, su competitividad.

Las formadoras de cajas son máquinas que arman de manera automática las cajas de cartón que se utilizan para embalar las mercancías. A través de una serie de accionamientos, estas máquinas se encargan de desplegar y abrir las cajas de cartón para darles su forma definitiva y de cerrar las solapas interiores automáticamente, mediante precinto o hot-melt, para recibir los productos que albergarán. A continuación, las cajas son conducidas hasta la zona de encajado para empaquetar la mercancía.

La implementación de una formadora de cajas automática en el final de línea de producción de una empresa aporta innumerables ventajas.


Beneficios de integrar formadoras de cajas automáticas

  • Libera mano de obra. La automatización de un proceso repetitivo como el despliegue y la conformación de las cajas, que consume tiempo para realizar tareas más valiosas para la empresa, permite liberar mano de obra de mayor cualificación a otros ámbitos productivos y optimizar los recursos humanos.
  • Aumenta la productividad. Las formadoras de cajas son capaces de realizar su tarea al mismo ritmo que lo hace el resto de máquinas integradas en el final de línea. Esto permite mantener e incluso aumentar la productividad y responder a los retos derivados de nuevas necesidades productivas.
  • Preserva la calidad del producto final. La automatización de este tipo de procesos repetitivos evita la comisión de errores humanos y garantiza el cuidado y el embalaje adecuado del producto.
  • Ofrece sencillez de manejo. El personal encargado de gestionar estas máquinas solo precisa una formación básica para realizar el ajuste de ancho y alto de almacén y de las dimensiones de la caja, así como para reponer el precinto.
  • Aumenta la rapidez del proceso. La velocidad a la que trabaja este tipo de maquinaria permite producir entre 12 y 25 cajas por minuto de forma continuada, de manera que solo se necesita de entre 2,5 y 5 segundos para armar una caja y dejarla preparada para recibir los productos. Ello contribuye a acelerar los tiempos de entrega de la mercancía al cliente final.
  • Permite reducir costes. Este tipo de maquinaria puede llegar a tener un ciclo de funcionamiento continuo 24/7, y realizar el trabajo de más de tres turnos del personal laboral en una tarea que apenas aporta valor al proceso productivo.
  • Garantiza un rápido Retorno de la Inversión (ROI). Sus características de eficiencia, productividad, rapidez, etc., garantizan una recuperación de la inversión con rapidez, puesto que se trata de maquinaria que funciona con electricidad y aire comprimido, y está equipada con la más alta tecnología, plenamente confiable y duradera.
  • Aportan flexibilidad. Las formadoras de cajas admiten diferentes dimensiones de cajas, tanto de largura como de anchura y de altura, que se pueden ajustar de forma manual y sencilla.
  • Evita la acumulación de cajas. Estas máquinas integradas en el final de línea de producción permiten desplegar y utilizar el número de cajas estrictamente necesario para garantizar el correcto embalaje del producto sin que sobren ni se acumulen recipientes ya desplegados.

Un elemento indispensable en el final de línea de producción

Todas estas propiedades convierten las máquinas formadoras de cajas en un elemento indispensable para aumentar la eficiencia y la productividad del final de línea de producción. Este tipo de maquinaria se puede complementar con máquinas cerradoras de solapas superiores, que sellan las cajas de cartón con el producto mediante precinto adhesivo o con encolado hot-melt, y con una cadencia de entre 12 y 45 cajas por minuto.

¿Quieres saber más sobre los beneficios de integrar formadoras de cajas automáticas? Descubre las soluciones de Inser Robótica.


Abrir nueva conversa