Impulsando el proyecto E-Food 4.0

Nueva plataforma IoT para un final de línea inteligente
12/12/2019
¿Cómo te ayuda Inser Robótica en la automatización industrial de tu empresa?
18/03/2020

Impulsando el proyecto E-Food 4.0

­­­Inser Robótica y ocho empresas alimentarias vascas colaboran para digitalizar su producción y adaptarse a las nuevas tendencias del mercado

Esta iniciativa pretende ofrecer, a través de la cooperación entre las empresas participantes, soluciones 4.0 para lograr la diferenciación de sus productos en un mercado cada vez más exigente. Para ello, cuentan con la colaboración de tres centros tecnológicos de la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Investigación (RVCTI).

Hoy en día, las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) y la generalización en el uso de Internet han revolucionado la forma de fabricar y comercializar productos y servicios. La industria 4.0 ha logrado, gracias a estas tecnologías, digitalizar y automatizar todos los procesos productivos  de manera que los recursos, tanto naturales como humanos, se utilicen de forma  mucho más eficiente. Se trata de crear empresas inteligentes, capaces de adaptarse mejor a las necesidades y de establecer nuevos modelos de negocio basados en la cooperación de todos los actores que intervienen en la cadena de valor, conectados en tiempo real.

En este marco, saber gestionar adecuadamente el cambio a la industria 4.0 y aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que ofrece es fundamental. Así lo han entendido nueve empresas vascas relacionadas con el ámbito de la alimentación y la tecnología, que han decidido colaborar en el proyecto E-Food 4.0 para mejorar radicalmente en términos de inteligencia, eficiencia y sostenibilidad. Angulas Aguinaga, UVESCO, Termopan, Artadi, Eurobanan, Ameztoi, Inser Robótica, Biolan y Ausolan, son las empresas que toman parte en este proyecto, impulsado por el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco y financiado con los fondos FEDER de la Unión Europea.

Impulsar la transformación digital de la cadena de valor gastroalimentaria.

El Plan Estratégico de la Gastronomía y Alimentación de Euskadi PEGA 2017- 2020 propone aumentar el peso de la cadena de valor de alimentación y la gastronomía en el PIB vasco del 10,56 % (96.500 de empleo directo) actual, al 12% en cuatro años, mediante acciones que lleven a incrementar la producción de alimentos, poniendo el foco en los productos locales y ampliando la gama con la creación de más empresas innovadoras a través de la colaboración público-privada.

Fondo Europeao de Desarrollo Regional

En este sentido, E-Food 4.0 se entiende como un proyecto tractor de cara a lograr la transformación digital en los procesos de toda la cadena de valor gastroalimentaria de Euskadi y generar un modelo que determine los pasos a dar para construir un “país virtual” en este ámbito.

Para hacer frente a este reto tecnológico y superar las limitaciones que acarrearía iniciar este camino en solitario, se ha conformado el consorcio de empresas que participa en E-Food 4.0. La participación activa de todos ellos facilitará la generación de dinámicas de cooperación inteligente, intercambio de conocimiento y otras sinergias que servirán como modelo de los procesos de la transformación digital del sector agroalimentario.

Resultados esperados

Mediante esta iniciativa se pretende, como objetivo principal, la adaptación de las empresas participantes a la industria 4.0 para, por una parte, aumentar su competitividad y, por otra, ofrecer a la persona consumidora aquello que más se adecúe a sus exigencias. Con estas bases, se espera elaborar nuevos productos de calidad, o mejorar los existentes, actualizar los modelos de negocio y fomentar el emprendimiento. También se espera  optimizar los procesos de producción, gracias a la automatización de los procedimientos y el incremento de las interrelaciones entre los elementos de la cadena, siempre con el propósito de obtener alimentos de calidad y saludables basados en el producto local.

La automatización mejorará también los procesos de trazabilidad y facilitará la validación de modelos que garanticen la calidad de dichos procedimientos. La optimización de materias primas, la disminución de residuos y la reducción del consumo de energía, fomentarán industrias alimentarias más seguras y sostenibles.