Mobile Industrial Robots: La revolución en el entorno industrial

Inser Robótica impulsa su estrategia de colaboración con la integración a la comunidad AZTIInnova
24/03/2021
Paletizadora automática Inser Robótica
Motivos para implementar una paletizadora automática en tus procesos productivos
07/04/2021

Mobile Industrial Robots: La revolución en el entorno industrial

Automated Guided Vehicles
A. M. Barrett Jr. diseñó, casi sin saberlo, el primer AGV (Automated Guided Vehicle) de la historia en 1953, un tractor de remolque que se desplazaba sin conductor por un almacén gracias a los impulsos electromagnéticos que emitía un cable situado en el techo. A pesar de que aquel vehículo fue un prototipo muy sencillo y rudimentario, la historia lo ha convertido en el primer exponente de los Mobile Industrial Robots, una tecnología que está considerada como una de las protagonistas de la cuarta revolución industrial, al mismo nivel que la Inteligencia Artificial, el Big Data y la Impresión en 3D y 4D.

Su crecimiento ha sido especialmente importante durante los últimos años, sobre todo a raíz de la aparición de los grandes centros logísticos y de distribución comercial internacionales. De hecho, desde que Amazon compró el fabricante de vehículos AGV Kiva Systems en 2012, la importancia de este sector ha crecido de forma exponencial y hoy en día los analistas lo consideran uno de los sub-mercados con el “crecimiento más rápido de toda la robótica”, con una tasa de crecimiento anual del 35% entre 2015 y 2025.

Evolución de los sistemas AGV

Las razones de esta espectacular expansión tienen que ver con la evolución, las ventajas y la enorme versatilidad que ofrecen los actuales Automatic Guided Vehicles: aquellos primeros modelos que se guiaban con rudimentarios cables y cintas han evolucionado hasta convertirse en sofisticados vehículos que utilizan tecnología láser, orientación por GPS y visión de guiado para desplazarse por espacios reducidos y con obstáculos; son capaces de funcionar de forma precisa y autónoma en entornos críticos, y pueden hacerlo, además, en condiciones de seguridad plenas.

Una de las grandes ventajas de estas soluciones robóticas es que se pueden integrar en empresas de cualquier sector, con independencia de las necesidades de transporte y logística que tengan, como la farmacéutica, la química, la automovilística, la alimentaria o la manufacturera. A ellas se les han sumado durante los últimos años los centros de distribución logística de los grandes marketplaces, donde centenares de vehículos de pequeño tamaño recorren cientos de kilómetros diarios para llevar a cabo la reposición y el transporte de mercancías desde las estanterías hasta las zonas de picking. Además, una de las variantes de estos vehículos, los Robots Móviles Autónomos o AMR, ha favorecido la creación de nuevas líneas de producción flexibles que constituyen una alternativa a las líneas productivas fijas. Estas pequeñas flotas de AMR pueden llevar la producción por diferentes fases de ensamblaje de forma flexible para crear líneas de producción personalizables sin necesidad de instalar sistemas de transportadores fijos que se convierten en obstáculos difíciles de salvar.


Pero ¿qué aportan los Mobile Industrial Robots y cómo han revolucionado la industria? Los vehículos autónomos se utilizan para manejar y transportar materiales de cualquier clase en entornos industriales de todo tipo, desde áreas de almacenamiento hasta líneas de producción y zonas de packaging. Los sistemas más modernos incorporan sistemas avanzados de visión artificial, reconocimiento de objetos y técnicas de agarre, aunque para la recogida y colocación de piezas individuales deben contar con supervisión humana. En cualquier caso, las empresas que incorporan estos vehículos autónomos a sus operativas diarias obtienen importantes beneficios.

Beneficios de contar con vehículos autónomos

  • Minimizan significativamente los incidentes y daños en planta.
  • Reducen costes y optimizan la eficiencia de las operaciones.
  • Aumentan la productividad gracias a su velocidad y capacidad de carga.
  • Ayudan a racionalizar el trabajo, a aprovechar mano de obra cualificada y a optimizar recursos.
Estos vehículos inteligentes están equipados con sensores capaces de identificar y evitar obstáculos durante su trabajo en planta, y pueden manipular todo tipo de mercancías tóxicas y peligrosas en entornos críticos como almacenes refrigerados.

De hecho, por encima de todas sus ventajas hay una que destaca sobre las demás: la seguridad. Los AGV equipados con sensores son vehículos 100% seguros, capaces de leer su entorno y de navegar de forma autónoma por espacios compartidos con personas y otros vehículos.

Tipos de tecnología AGV

  • Métodos guía de ruta fija. Se basan en un camino trazado con cinta magnética y óptica que el AGV percibe y sigue. Aunque no son flexibles porque cualquier variación en la ruta exige un cambio de ubicación de las cintas, y eso implica un mayor mantenimiento, su posicionamiento es preciso y el coste de los materiales es bajo.
  • Métodos de ruta libre. Almacenan las coordenadas que usa el AGV para identificar su ubicación. Estos sistemas incluyen orientación por GPS y visión de guiado, aunque son costosos y pueden verse alterados por el entorno.
Gracias a los escáneres de seguridad y a los dispositivos Lidar, que determinan la distancia con otros objetos a través del láser, es posible establecer una coordinación funcional con el gestor de flotas y de rutas para conseguir movimientos eficientes y seguros.

Estos sistemas de seguridad se complementan con otros de control de la trazabilidad que monitorizan sus movimientos para conocer en todo momento la ubicación del vehículo y el recorrido que ha efectuado en el entorno industrial en el que se desenvuelve, un hecho especialmente importante para garantizar, por ejemplo, el mantenimiento de la cadena de frío en el sector de la alimentación.

Soluciones escalables

Las soluciones AGV actuales son escalables y pueden ser reconfiguradas para realizar nuevos trayectos sin necesidad de acometer fuertes inversiones. Sin embargo, las grandes flotas de vehículos que conviven en una misma zona industrial exigen una planificación minuciosa y sistemas de programación de rutas sencillos e intuitivos que puedan ser utilizados por casi cualquier persona. Esta “democratización” de los Robots Móviles Autónomos exige el despliegue de softwares amigables destinados a empresas medianas y usuarios finales con pocos conocimientos de programación que, sin embargo, sean capaces de definir rutas y de obtener un uso eficiente de los vehículos.

Prueba de esta creciente necesidad es el avance de las soluciones de distribución de última milla, en el que empresas como Uber y Amazon ya prueban flotas para repartir pedidos desde los supermercados a la puerta del domicilio.

¿Quieres saber más sobre sistemas AGV? Echa un vistazo al catálogo de vehículos de guiado automático de Inser Robótica.


Abrir nueva conversa